miércoles, 1 de enero de 2014

FELIZ AÑO NUEVO 2014

Nací en 1994, un mes 4 (Abril), así que el cuatro es mi número de entrada. Llegue a este mundo un día 22 y 2+2= 4 así que de verdad anhelo este sea un gran año.
Ansiando y esperando con todo mi corazón que este sea un buen año ya que el que terminó me ha dejado malos momentos, días y meses que espero no se repitan. Espero mejorar, superar problemas de salud (quien lo diría yo que antes decía nunca enfermarme me enferme como nunca en 2013) Un Año sumamente difícil, sincerandome el mas duro de toda mi vida, espero los próximos sean Paz, tranquilidad y buenos deseos.
Mis Mejores Deseos de Todo Corazón
y que a partir de este Año inicien los Mejores momentos de nuestras Vidas.



Feliz Año Nuevo!
Para Comenzar a Idear las tan habituales resoluciones de Año Nuevo, Cito la siguiente Reflexión por segundo año consecutivo, este año prestandole mas atención y deseando mas que nunca mejores tiempos. Encontrada en: http://www.lindisima.com/meditacion2/resoluciones.htm

Más que todo por acción sicológica el principio de un nuevo año es un momento de cambio y evaluación para muchas personas. Algunas escribimos nuevas metas, comemos uvas en Diciembre 31 pidiendo deseos y otras en nuestra fe le pedimos a Dios que nos conceda alguna larga lista de deseos. A esto le llamamos las resoluciones de año nuevo.Es curioso que para muchas personas esta lista de resoluciones no cambia de año en año. Desde dietas, esfuerzos para dejar de fumar, perder peso, cambiar de trabajo hasta acercarnos más a Dios. La razón obvia para que muchas de estas resoluciones estén siempre en la lista es que no las alcanzamos. Una de las razones por la cual las abandonamos es la falta de planificación. Las resoluciones pueden ser metas o deseos. 
Meta o deseo

La diferencia entre una meta y un deseo es que la meta involucra acción y planificación. El deseo es solo pensamiento. El querer bajar de peso es un deseo (el cual casi todos anhelamos), el ir al medico, la nutricionista o a un grupo para bajar de peso es acción.
Los deseos son importantes, muchos de ellos se convierten en metas. Los deseos son el comienzo para alcanzar algo. Nos dan motivación y nos empujan. Por alguna razón difícil de definir cuando deseamos algo muchas veces se nos presenta la oportunidad de realizar el deseo y si tenemos la aptitud correcta podemos hacerlo realidad. 
Del deseo a la meta.


Cuando los deseos llevan acción y desarrollamos un plan para convertirlos en realidad se convierten en metas. Por ejemplo en la secundaria decidimos convertirnos en un medico. Inmediatamente empezamos a investigar como hacerlo. Normalmente estos son los pasos que intuitivamente seguimos: 

1- Investigamos el tema. Que se necesita, cuales son las opciones etc.
2- Evaluamos nuestra posición. En todo sentido, económica, intelectual, física, emocional etc.
3- Evaluamos las alternativas. Empezamos a ver que alternativas nos convienen mas dependiendo de nuestra situación. Muchas veces buscamos ayuda de amigos y parientes en este proceso.
4- Decidimos por una alternativa
5-Planificamos como hacerlo
6-Establecemos controles para evitar desviaciones y vencer obstáculos
7-Alcanzamos la meta


Normalmente también hacemos lo siguiente: 
Basado en nuestra selección mentalmente decidimos por un plan de ataque. Decidimos como vamos a alcanzar la meta. 
Hasta aquí es un proceso normal, lógico y de sentido común. Muchas veces se nos olvida pensar en los obstáculos que podrían presentarse y analizar como superarlos. Esta es una faceta importante que o debe ser menospreciada. 


En un estudio hace años atrás en la prestigiosa universidad de Harvard, se les pregunto a los estudiantes de la maestría de administración de empresas si tenían metas. 
Muchos años después se contacto a estos estudiantes para averiguar que tan exitosos habían sido en sus vidas profesionales. Los resultados fueron sorprendentes. Los estudiantes que tenían claras metas al momento de graduarse habían sido más exitosos que los estudiantes que no las tuvieron. 


Las metas abren el camino, no todas serán alcanzables, habrá obstáculos a lo largo pero en general las metas nos mantiene motivados. Aunque es casi un cliché déjame preguntarte ¿cuales son tus metas para este año? ¿Porque dices que son metas y no deseos? ¿Tienes un plan de acción para alcanzarlas? 


Te deseamos Buena suerte. Hay un proverbio chino que dice “si anhelas las estrellas alcanzaras la luna, si anhelas la parte más alta de un árbol alcanzaras las raíces” Entre más altas sean tus metas más difíciles serán de alcanzar, pero la satisfacción y los frutos también serán más grandes.


Luego de Leer Esta Reflexión, llego a la conclusión de que el camino esta abierto y en la mente esta el comenzar a decidir se se aborda o no y en la posibilidad de creer que si se puede y punto esta el alcanzar los logros.

Mis Mejores Deseos para este 2014, que supere nuestras expectativas y muchos años después sea un año entrañable y lleno de emociones.








Contador Iniciado Abril 13 del 2013, luego de superar mas de 50,000 visitas

Flag Counter