viernes, 9 de enero de 2015

HABLEMOS DE CHARLIE HEBDO

Una de las tantas polémicas de Charlie Hebdo respecto
al mundo musulmán. Dice "El corán es la m**rda,
no detiene las balas."
La noticia triste que da inicio a 2015. Encapuchados segun se informa de tendencia yihadista irrumpen en las instalaciones del satírico semanario francés Charlie Hebdo, fundado en 1970 y que entre otras temáticas de humor incluía entre sus presentaciones gráficas alusiones claras al mundo islámico. Como hoy sabemos en esta parte del mundo la religión puede ser un fundamento válido para muchos para asesinar a otros, aunque no nos digamos mentiras no es algo a lo que en el cristianismo hayamos estado ajenos, pues en el pasado también ha ocurrido de este lado del mundo. Lo que nos duele hoy es analizar hasta que punto las pasiones religiosas pueden nublar el pensamiento y llevar una vida centrada en esa vieja idea de que estamos en lo correcto, nuestro Dios es verdadero y el resto esta equivocado. Los extremismos del islam como sabemos han causado incluso a una sumisión de la mujer que la lleva a ser considerada de ese lado del mundo a personas de segunda categoría o incluso peor, ni siquiera personas, solo posesiones del hombre. En los medios solo se ha hablado del fatídico asesinatos de los caricaturistas de Charlie Hebdo y dos policías, pero poco se ha dicho sobre la ofensa que representa para muchos en el mundo árabe gráficos en contra de sus creencias. El asesinato jamas será excusa para nada, pero el irrespeto por las costumbres ajenas debiera ser mesurado en medios de difusión publica, independientemente de su libertad de expresión que no debe llegar a ridiculizar culturas que conocemos a grandes rasgos y que tienen una herencia milenaria invaluable. El trato a la mujer en estas zonas siempre será reprochable, pero también lo es el maltrato a una cultura.


"Muhammad abrumado por los fundamentalistas
es difícil ser como los idiotas..."
"100 latigazos si no te mueres de
 risa". (rebautizado como 'Charia' por
la polemica ley 'Sharia'  islámica.)





La guerra no debiese ser instrumento de ninguna nación contra otra como medio y forma de subyugación, pero vaya que si ha pasado eso en el mundo. Nuestro planeta no ha vivido a decir verdad sanas practicas de loable mérito y reconocimiento en cuanto a política se refiere, por ello siempre se alzan países contra otros que logran a su vez dominio sobre estos. El mundo occidental aunque ha querido no ha controlado la totalidad del mundo árabe. Los musulmanes tampoco se han quedado atrás, en su afán de querer conquistar nuevas zonas para Alá han invadido el sur de Europa y aún hoy países como España guardan gran legado de la multiplicidad de razas y religiones que se vivieron en la hoy Andalucía (hasta un poco mas allá). Incluso en Alhambra (Granada) hallamos un magnánimo recinto representativo de esta cultura y sus problemáticos nexos con judíos y peninsulares nativos.


Tanto en Europa vemos rechazo a los musulmanes como en el Islam hallamos odio a los que no sigan al Corán. (si, odio, la misma religión les enseña como sabemos a odiar y alejarse del inconverso, que ellos llaman impuro o infiel). El problema de Charlie Hebdo radica en la intolerancia, algo tan básico que queremos enseñar con haínco a las nuevas generaciones pero que de adultos al parecer olvidamos y nos creemos con la autoridad de criticar negativamente al diferente. Ocurre entre blancos, negros e indígenas, entre rusos y estadounidenses, entre armenios y azerbaiyanos y hasta entre familias y vecinos en nuestras ciudades.


Es difícil y casi utópico hoy pensar en un mundo de paz, eso que tantos anhelamos pero que a muchos gobiernos no conviene por sus intereses tanto políticos como socioeconómicos. Ni los periodistas de Charlie Hebdo merecieron una muerte asi, ni los musulmanes merecen que se burlen de su fe (aunque a nosotros no nos guste). Es probable que si ellos publicasen sátiras publicas con simbologia y gráficos en mofa del cristianismo no responderíamos tan agresivamente (o al menos eso creemos al pensar que estamos en un área mas civilizada). No nos imaginamos a un occidental con metralletas lanzado tiros solo por eso, pero vaya quien sabe si nos equivocamos y mejor damos el beneficio de la duda, ese que nos dice que hay probabilidades variadas y el incierto que nos reitera desde nuestro punto de vista que acá no haríamos eso. Aunque han habido allí quemas publicas de biblias y el enfado no ha quedado mas allá de notas en medios (o al menos eso sabemos). Quizás todo ha quedado allí porque a nuestro ver los islamistas ven el centro del cristianismo (protestantismo) en Estados Unidos y lo asocian a este país dándole un  tinte político. Aunque el Vaticano (Catolicismo) es otro lugar emblemático. Solo en 2013 en la sociedad bíblica de Egipto musulmanes acabaron con todas las biblias halladas a su paso en un fatídico evento.


Podríamos decir desde lo que leemos a diario y vemos en TV que los grupos islamistas son barbaros, desadaptados, descerebrados y con mentes retorcidas como militares inhumanos que solo piensan en ver sangre, pero esa seria una generalización, como decir que todos los mexicanos y colombianos son narcotraficantes, los estadounidenses 'imperialistas' o los rusos de izquierda.


A fin de cuentas lo que nos enseña esto de Charlie Hedbo es que estamos en un mundo intolerante, irrespetuoso y bárbaro de lado y lado. Esa es la enseñanza que queremos dejarle a nuestros hijos.

Abimelec Velásquez



Anexos...
Vídeo
- Quemas de Biblias en Egipto

- Quemas del Corán en Afganistan

- Pastor en EE.UU propone quema del Corán

- Pastor en EE.UU propone quema del Corán (parte 2)

- Musulmanes ahora no queman biblias, queman cristianos

Definitivamente esto es de lado y lado.
   
   



Contador Iniciado Abril 13 del 2013, luego de superar mas de 50,000 visitas

Flag Counter