lunes, 16 de marzo de 2015

LOS ORÍGENES DEL DESARROLLO CAPITALISTA: CRITICA DEL MARXISMO NEOSMITHIANO


Publicado en la revista En Teoría impresa en España, Robert Brenner destacado profesor de historia y director del centro para la teoría social e historia comparada de la Universidad de California, da una crítica desde una óptica neosmithiana (Adam Smith) al marxismo. Brenner se ha especializado en contribuir al debate marxista del paso del feudalismo al capitalismo europeo haciendo análisis de teoría social.





Como ideas centrales el autor se plantea en su texto al desarrollo del capitalismo entendido desde modificaciones internas a la estructura de la clase. Además de lo anterior el factor social tiene para él un valor crucial. En palabras propias de Brenner encontramos que “el análisis del desarrollo económico capitalista requiere, en primer lugar, comprender la forma en que se originaron las relaciones sociales de producción capitalista que apuntalan la acumulación del capital en gran escala”. 



El centro y la periferia vislumbrados como complementos para la acumulación del capital, comprendiendo al primero como el acumulador y al segundo como medio de llegada al otro son centrales para Brenner. El desarrollo capitalista no puede producirse en el centro a menos que se desarrolle el subdesarrollo en la periferia. 



En una primer parte de su texto Brenner estudia a Frank y su concepción del desarrollo y subdesarrollo, la metrópoli y los satélites. “Los satélites se mantienen como subdesarrollados por falta de acceso a su propio excedente y como consecuencia de la polarización y de las contradicciones explotadoras que la metrópoli introduce y mantiene en la estructura económica interior del satélite”. Luego de Frank, Brenner estudia a Wallerstein insertándonos en el concepto de “plustrabajo” (Marx decía, el plusvalor relativo presupone que «la jornada laboral se divide de antemano en dos fracciones: trabajo necesario y plustrabajo) respecto a esto Brenner menciona: “El capitalismo difiere de todos los modos precapitalistas de producción por su tendencia sistemática a un desarrollo económico sin precedentes, aunque ni continuo ni ilimitado, particularmente mediante la expansión de 10 que podría llamarse (siguiendo la terminología de Marx) plustrabaJo relativo en oposición al plustrabajo absoluto.” 

Wallerstein, ve en la intensidad del trabajo una variante determinante del desarrollo económico y social en cuanto afirma que una fuerza de trabajo dada obtiene un incremento en la productividad cuando es capaz de producir los medios de producción y los medios de subsistencia que hacen posible su propia reproducción (su existencia continuada) en menos tiempo que antes (trabajando a la misma intensidad); o cuando, dada la misma cantidad de tiempo trabajado que antes produce un excedente por encima de los medios de producción y de los medios de subsistencia necesarios para reproducirse mayor que antes. 

Usando palabras de Marx, Brenner nos dice: “La producción del plusvalor relativo, pues, supone un modo de producción específicamente capitalista que con sus métodos, medios y condiciones sólo surge y se desenvuelve, de manera espontánea, sobre el fundamento de la subsunción formal: del trabajo en el capital. En lugar de la sustitución formal, hace su entrada en escena la subsunción real del trabajo en el capital”. 

Siguiendo el orden del texto llegamos a Adam Smith, a nivel general y por lo corto de este informe destaco la particularidad mediante la cual el autor nos da a entender una de las ideas principales ya mencionadas, la importancia de la clase como vía y motor del cambio social que permite un mayor dinamismo del capitalismo. Es esta una crítica fundamental a partir de la cual Brenner con ideas de Smith nos presenta. 

Brenner menciona que “El argumento de Smith de que la separación de la industria y la agricultura y su asignación a la ciudad y al campo, sub siguientemente al desarrollo de los lazos comerciales, llevará a un proceso de crecimiento económico, como resultado de la creciente productividad que se deriva «naturalmente» de la concentración de los productores en una sola rama de la producción en lugar de la multiplicidad de diferentes ramas, tiene, en la forma sumamente abstracta en la que es presentado, una cierta plausibilidad.” 



La crítica central de Brenner a Smith se fundamenta en la siguiente idea: En suma, pues, la afirmación fundamental de Smith que la aparición de una división del trabajo basada en el comercio determinará el desarrollo económico mediante el crecimiento de la especialización y por lo tanto de la productividad del trabajo es únicamente comprensible en términos de sus métodos y supuestos individuales. Son solamente tales premisas las que le permiten atribuir la dinámica del sistema en su conjunto a las cualidades inherentes a sus partes individuales, sobretodo su conexión entre el aumento de la productividad del trabajo y la individualización de la producción, y en especial su atribución de un proceso de acumulación mediante la innovación al egoísmo de los individuos, que se pone de manifiesto en la «maximización de la ganancia» y en la «competencia en el mercado». 




A modo de conclusión la finalidad de Brenner con su texto es demostrar que las relaciones de clases, como las que abren de par en par las puertas a la transferencia de fuerza de trabajo de la ciudad al campo, son las que sientan las condiciones básicas para el desarrollo del capital fijo en relación con el trabajo cooperativo y las que, además, generan una continua presión en favor de la acumulación mediante la innovación, es decir, unas relaciones capitalistas de clase en las que la fuerza de trabajo es una mercancía.




Contador Iniciado Abril 13 del 2013, luego de superar mas de 50,000 visitas

Flag Counter