sábado, 5 de agosto de 2017

ASPECTOS A CONSIDERAR PARA UNA BUENA GESTIÓN EN LOS ALMACENES DE LAS EMPRESAS (CENTROS DE DISTRIBUCIÓN, CEDIS)

 Hoy se hace una reseña de "Aspectos a considerar para una buena gestión en los almacenes de las empresas (centros de distribución, cedis)". La finalidad del texto reseñado es en propias palabras de su creador “presentar los diferentes aspectos necesarios para realizar una excelente administración y control de los centros de distribución que las empresas posean”. Se trata de un texto escrito por Juan Gregorio Arrieta Posada quien es Ingeniero de Producción de la Universidad EAFIT, Especialista en Dirección de Operaciones de la Universidad de Ibague y Universidad Católica de Lovaina, MSc en Ingeniería del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey. ITESM. Profesor adscrito al Departamento de Ingeniería de Producción, miembro del grupo de investigación en gestión de producción y logística autor del libro “Herramientas de Producción. Ayudas para el mejoramiento de procesos productivos coordinador de producción, Industria de Herrajes e Indurrajes”.


En catorce cuartillas el autor nos invita a conocer desde diversas perspectivas las estrategias y formas a través de las cuales podemos fomentar beneficiosos resultados en el cuidado, administración y vigilancia en los almacenajes de empresas teniendo en cuenta sus especificidades, características y proyección.



Inicialmente y en aras de lograr nuestro cometido que no es otro que saber desarrollar estrategias beneficiosas para la empresa es trascendental conocer varios puntos, como por ejemplo saber si la compañía tiene un centro de distribución (Cedi), o si tiene un almacén o una bodega. El Centro de Distribución (Cedi) se puede definir como el lugar físico (SKU´s: Stock Keeping Units) donde una o varias empresas almacenan diferentes tipos de mercancías o materias primas, ya sean fabricadas por ellas o adquiridas a un tercero. Es positivo saber además que los centros de distribución cumplen funciones no solo de depósito de mercancías, sino también sirven como agentes aduaneros. De esta misma forma, realizan operaciones productivas en su interior como, por ejemplo, procesos de reempaque. Es adecuado conocer además (aunque a primera vista parezca algo muy claro o lógico) que es un almacén y que una bodega ya que entender su significado más puntual nos ayuda a solventar mejor el trabajo. En este mismo sentido entendemos que Almacén no es más que el espacio físico de una empresa en el que se almacenan productos terminados, materias primas o productos en proceso. No es tan grande como el Cedi y se encuentra en las instalaciones de la compañía; solo se destina para almacenaje sin ningún otro tipo de labor. Mientras que como la bodega, entendemos al espacio físico que la empresa dedica para almacenar todo tipo de mercancías. Usualmente es el espacio desde donde los almacenes de retail (supermercados) surten los productos que irán a las diferentes estanterías que poseen.



Seis puntos se presentan para poder llevar a cabo una buena gestión de almacenamiento: el primero es qué tipo de almacén debe tener la empresa; el segundo qué perfil de actividades tiene el almacén; el tercero qué operaciones se llevarán a cabo en el almacén o centro de distribución; el cuarto cómo medir de qué manera se está administrando el Cedi, almacén o bodega; el quinto cuál es el layout del almacén, cedi o bodega; y el sexto qué tipo de equipos de manejo de materiales y de almacenamiento se usan en el centro de distribución, almacén o bodega. En este momento se hace vital el evaluar el funcionamiento de su centro de distribución en cuanto a indicadores de gestión usados. Estos pueden ser la calidad y exactitud en el inventario, la rotación de la mercancía y los costos de almacenamiento. Aquí también se debe analizar si el sistema productivo que maneja la empresa, ya sea para inventario o sobre pedido, puede ser apoyado por el almacén. Sumado a esto un adecuado estudio, análisis y mejoramiento de las condiciones de almacenamiento de los productos que faciliten su ubicación se hace positivo.




Hay que saber distinguir los diferentes tipos de almacenes, hallamos cinco ellos son: 

1. Almacén abierto (al aire libre. Se usa para almacenar a la intemperie productos a granel no perecibles, o productos terminados que no se deterioren con la acción del medio ambiente).

2. Almacén de distribución (se utiliza para almacenar mercancías, especialmente productos terminados. que surten a las grandes cadenas de retail).

3. Almacén logístico (se caracteriza por no tener inventario de mercancías durante largos períodos de tiempo. Su función es la de distribuir los productos o mercancías, y no la de almacenar).

4. Almacén general de depósito (sirve para guardar todo tipo de mercancías o de productos terminados y cualquier persona ya sea natural o jurídica puede hacer uso de sus servicios). Y por último

5. Almacén central y regional. (Estos almacenes centrales surten a los diferentes almacenes regionales ubicados en otros municipios).







En este punto hay que identificar especificidades como las estanterías convencionales, las posiciones de estantería y la redistribución del almacén aplicando el perfil de actividad. Hay que conocer además las operaciones que se realizan en el almacén que son:



1. Recibo y descargue: una vez que arriba el vehículo al muelle de descarga o de carga se desarrollan todas las operaciones para recibir o despachar la mercancía desde y hacia el vehículo.

2. Movimiento y almacenamiento: consiste en todas las operaciones que se hacen para llevar la mercancía a su posición de almacenamiento, y desde este lugar hasta los muelles de carga.

3. Recogida (order picking): consiste en recoger la mercancía en la posición de almacenamiento de acuerdo con los requerimientos de los clientes o de quien solicite el pedido.

4. 4. Empaque y cargue: una vez recogida la mercancía de su posición de almacenamiento se procede a empacarla o a embalarla (formar un pallet) de acuerdo con los requerimientos del pedido.

5. 5. Mantenimiento, sanidad, seguridad: son tareas de apoyo a las labores del almacén. Estas son tareas necesarias y de apoyo para la administración del almacén.

6. Control de vehículos (recibo y despacho): consiste en programar y coordinar las fechas, las horas, los puertos de llegada y salida de los vehículos para dejar y llevar la mercancía

7. Manejo de retornos: consiste en administrar las devoluciones por calidad, por sobrantes o por obsoletos que se dan al interior del centro de distribución o que lleguen de terceros a quienes se les envió mercancía.

Hay que reconocer además Indicadores asociados a la calidad del inventario, indicadores asociados a la productividad e Indicadores asociados al tiempo. El layout del centro de distribución es también importante y aspectos como la ubicación de los pasillos se hace esencial para el visionado de los productos. También es productivo saber utilizar maquinaria adecuada para un correcto desarrollo de la labor entre las que hallamos a estibadores manuales, Counterbalanced lift truck o Narrow aisle reach truck. La estantería debe ser dinámica además.






La idea central del texto se argumenta entonces en lograr las condiciones de almacenaje de clase mundial, es decir con los mejores estándares de calidad. Por ende cada uno de los aspectos nace a raíz de querer suplir ese requerimiento de la mejor manera posible.



En pro de la idea central hallamos presentes 5 actividades clave a desarrollar para llegar a ser un almacén de categoría mundial. Estas son:

1. Definir el perfil de actividad de los productos almacenados

2. Evaluar la posición de almacenamiento de los productos

3. Evaluar los indicadores de gestión usados para el control del almacén

4. Evaluar el Layout del almacén y corregirlo de acuerdo con los resultados arrojados por el perfil de actividades de los productos

5. Seleccionar los equipos de manejo de materiales y almacenamiento acorde con los resultados del perfil de actividad.







La conclusión a la que se llega es que el desarrollo de una buena gestión en los centros de distribución comprende pasos notables a tener en cuenta como inicialmente el saber definir cómo y cuál es el perfil de actividad de cada producto. Después de lo anterior es crucial el evaluar si los productos están almacenados en una posición adecuada dentro del espacio para así lograr mayores ventajas en las ubicaciones en las que estos se localicen. Las ubicaciones de los productos son vitales para optimizar un acceso práctico al inventario y conseguir una mayor utilización de los equipos de manejo de materiales. Todas estas condiciones mencionadas ayudan a que los productos y las herramientas se utilicen en su máxima capacidad. En este punto son buenos los aportes dados por Edward Frazelle un erudito en la materia.





Llegados en este punto es importante rescatar la idea de que “la evaluación permanente ayuda a realizar ejercicios comparativos periódicamente de los indicadores de gestión para determinar su óptimo desempeño o si se necesitan mejoras”. Es básico entender que todas estas herramientas y el saber utilizarlas son un punto a tener en cuenta en el posicionamiento de una marca y en el lograr hacer frente a la competencia de una forma efectiva y veraz. Todo esto teniendo en cuenta que el saber estar de cara al público y en el buen servicio a este hallamos la clave de la bonanza y prestigio a los que una empresa desea aspirar siempre.





Si quieres leer el texto reseñado directamente lo hallas dando 






Contador Iniciado Abril 13 del 2013, luego de superar mas de 50,000 visitas

Flag Counter