domingo, 1 de junio de 2014

ANALISIS PRENSA CARTAGENA, 1917

La historia es apasionante. Basándome en notas del Diario El Porvenir, un antiguo periódico de circulación local en la ciudad de Cartagena cuelgo en el Blog esta info que espero a algunos lectores asiduos de historia les sirva. Cabe destacar que las fuentes de este post se encuentran presentadas en forma de imagenes y registradas en lectores de microfilm de la Biblioteca Banco de la República Bartolome Calvo de Cartagena.



En diarios como el Porvenir que para esta fecha era el de primer circulación en la ciudad se percibe mediante artículos y publicidad al puerto de la ciudad como articulador de una de las grandes aristas del desarrollo económico de la misma. El comercio y las relaciones con los países del gran caribe se hace vital también para entender como llegaban a la ciudad puros de Cuba e importantes dotaciones de cuero, textiles y más utensilios de lugares tan lejanos como Europa. 


Artículos sobe una “poderosa” fábrica de zapatos norteamericana causa interés al encontrarla en la parte superior del diario y con una imagen detallada (que para la época no era tan común como hoy). Dentro de artículos sobre esta fábrica se observa su recepción en la ciudad por el puerto, su prestigio y como mediante las relaciones comerciales con otros países se dan una interacción entre productos que salen pero muchos más los que llegan. Recordemos que para esta época Colombia ya exportaba café y flores. En los diarios comprobamos como es imprescindible mencionar: “Recibimos de…”Era muy común en esta época especificar la procedencia de los artefactos, productos y elementos que se venderían en la ciudad. En la publicidad en su mayoría primaba la procedencia sobre la marca, aunque esta última se adornaba con algunos dibujos bastante elitistas si los analizamos hoy, algunos incluso racistas, pero que se sitúan en un contexto como sabemos muy diverso al de hoy. 


Es imposible no hallar en diarios de la temporalidad mencionada los “Recibimos de” “Nos ha llegado…” o “Atención: a este puerto ha llegado”. Hay que entender como el Puerto no solo cumple una función comercial, sabemos también que su función de entrada y salida de embarcaciones facilitaba ciertas especificidades para la entrada a la ciudad de el sistema mundo, lo que hoy llamamos globalización. Las ciudades costeras como sabemos cumplen una misión que trasciende lo comercial y el transporte. 


En el caso de la fábrica de zapatos que analizamos ahora era vital agregarle adjetivos como: la grandiosa y poderosa, además de resaltar a su propietario, en este caso Thomas G. Plant, creador además de la marca Queen Qualite. Es curioso agregar como se presentaba la cantidad exacta de operarios, en este caso 5.000 y la producción diaria que para este momento era de 17.000. Además de lo anterior se presentaba al representante de esta fábrica extranjera en nuestra ciudad, en este caso era Gabriel de García García, encargado de promocionarla y distribuirla luego de su llegada al puerto en grandes mercancías. Los zapatos estaban orientados tanto para damas como caballeros. En una noticia que hallamos más adelante en el diario sobre esta fábrica encontramos que el señor García viajaba para asentarse en la ciudad de Bogotá por lo tanto la venta de este calzado en la ciudad era delegado a la casa comercial de la viuda de Américo Ciardelli & Co.


Nota de la Fabrica de Zapatos visible en el Diario El Porvenir, en fecha 5 de Julio de 1917. Archivo Biblioteca Banco de la República. Cartagena, Colombia

Desde al año 1918 a 1920 hallamos la presentación de los precios de los trenes que como sabemos ciertamente se definían en parte dependiendo de las operaciones y labores en el puerto. Es curioso ver como en momentos álgidos del puerto estos precios pueden subir o bajar, aquí una imagen de 1920.






Contador Iniciado Abril 13 del 2013, luego de superar mas de 50,000 visitas

Flag Counter