martes, 14 de abril de 2015

CIVILIZACIÓN MAYA

Durante el Periodo que Precedió a la Colonia, existieron un sinnúmero de civilizaciones y organizaciones nativas alrededor de lo que hoy conocemos como continente Americano. Estas comunidades de Nativos, poblaron diversas zonas tanto geográficas como climáticas en los territorios actuales de muchos países americanos. De Estos grupos, voy a presentar en el siguiente trabajo los asentados en Guatemala, Belice, Honduras, El Salvador y en el comprendido por cinco estados del sureste de México: Campeche, Chiapas, Quintana Roo, Tabasco y Yucatán, con una historia de aproximadamente 3000 años, ello son los Mayas. Un pueblo que sin lugar a dudas trascendió mas allá de las fronteras de lo que hoy conocemos como Mesoamérica y han llegado a ser famosos a nivel mundial, por sus predicciones en torno a las teorías del final de los tiempos. El Siguiente Trabajo pretende ser una abertura a la cultura de uno de los pueblos más destacados de estas regiones, una gran civilización que se mantuvo vigente durante muchos años y con un gran poderío territorial, lo que busco es presentar a esta civilización desde las orbitas social, cultural, política y económica, entendiendo además como lograron mantenerse durante el periodo precolombino con gran prominencia en Mesoamérica.

Chichén Itzá referente visible hoy de la cultura maya.


De Esta cultura, conocemos hoy que es un referente para investigaciones de carácter histórico, antropológico, cultural y social, es que claramente los mayas representan una de las concepciones más notables de la conformación tanto social como cultural de las culturas precolombinas. Los mayas no solo, lograron solidificar su poderío en Mesoamérica, sino que además, un complejo sistema tanto numérico como religioso que implementaron de manera exitosa en su sociedad. La Parte ritual de los mayas constituye un fundamento por el cual son muy conocidos, pero es esa parte la que nos hace percibir la notable sabiduría de estos pueblos precolombinos que nos han sorprendido con su sapiencia y exactitud en el estudio de los astros, la cronología y el clima. De esta forma busco mostrar la importancia de los Mayas y su proceso ritual como base para su afianzamiento en el periodo precolombino. 


Los mayas se consolidaron como una civilización precolombina que habito zonas centroamericanas, con una ubicación estratégica y que favoreció la formación de los mismos. Estos, además de ser un pueblo muy dado a apropiarse de la tierra y dominar en su territorio, aplicaron leyes que formaron un legado notable para su herencia sociocultural. Esta Civilización además de ser conocida por su prominencia en Mesoamérica, es también vista por sus mitos y predicciones acerca del fin de los tiempos, esto significa tanto para ellos, que tanto el modo de de explotación de la tierra y toma de sus recursos, se rigió por estos designios, por lo tanto se podría decir que su economía, se vio claramente definida por estos aspectos. 


En la cultura Maya hemos podido ver a lo largo de clases, la evidencia de la relación del espacio, la economía y el poder que a su vez fundamenta la complejidad de esta civilización. La Herencia cultural de los Mayas, sus historias, sus mensajes, que se cultivaron desde un espacio geográfico definido, rigiendo campos como la economía y su poder. Pues es claro destacar que pueblos como estos se arraigaban a su cultura de una forma asombrosa y esta representaba su todo, pues, en sus creencias, este pueblo manifestaba todos los aspectos de su civilización. Eran conquistadores, usaban el tributo y lograron tener un sólido cumulo de creencias que significan en si lo que fueron los mayas, además de buscar un control sociopolítico, buscaron un orden ritual religioso, que les permitiera mayor poder. 

A los mayas se les resalta su manejo de la tierra y el carácter ritual que le daban a estas, considerándola parte misma de su ser y vital para su existencia. Este pueblo logro no solo conformar un ordenamiento sociopolítico, sino además un orden ritual y religioso muy notable dentro de todas sus costumbres. La Importancia del territorio para los mayas, enmarcado dentro del control económico y social era sin lugar a dudas garantía del poder, ellos idearon planes estratégicos del manejo de su ubicación con el fin de determinar formas de conformar su poderío. Los mayas ordenaron el tiempo bajo ciclos y momentos que determinaban a este y su forma de comportarse en cada ciclo. De la misma forma esta civilización ideo planes exactos para lograr aprovechar la tierra en cada ciclo y época climatológica. Los estudios de estos les permitieron saber cuándo iba a ver eclipses o eventos espéciales relacionados con la puesta del sol, la luna o los astros. De Esta forma los mayas lograban estructurar con la sabiduría adquirida diversas formas de relación con su entorno y las actividades que se realizaban de acuerdo a esto y en general aprovechando las diferentes posibilidades que daba cada estación climática, distinta a las otras. 

Los mayas idearon sistemas ordenados numéricos y estructuraron diversas formas de orden cronológico. Alfonso Lacadena García menciona en su artículo “Tiempo histórico y tiempo mítico entre los mayas del Periodo Clásico (ss. II-X d.C.)” –publicado en la revista de Dialectología y Tradiciones populares, vol 59 del 2004- que la utilización y desarrollo de un sistema calendárico sumamente preciso permitió a los mayas del Periodo Clásico de esta civilización mesoamericana (siglos II-X d.C.) hacer del tiempo un espacio habitable. Para ellos, el tiempo era un sendero por el que era posible un paso hacia el pasado, en forma de memoria histórica consignada en textos escritos, el toro, mediante predicciones y profecías. Lo que es una rareza en comparación con otras culturas arcaicas o primeras civilizaciones, la clásica de los mayas incluía un concepto de tiempo histórico de carácter lineal, con dataciones absolutas. Pero el desciframiento de las inscripciones jeroglíficas está revelando que este tiempo histórico estaba integrado con el mítico en una misma dimensión temporal -lineal y cíclica a la vez- para la actuación de los hombres y también de los dioses. Con precisión y recurrencia obsesivas, los mayas clásicos hicieron de la información calendárica la argamasa del edificio discursivo de sus textos monumentales de contenido histórico (fundamentalmente político) y religioso, a base de referencias cruzadas de acontecimientos contemporáneos, pretéritos e incluso futuros en contextos de conmemoración de aniversarios en varios ciclos calendáricos. A Todo lo dicho anteriormente, le sumamos que idearon un calendario muy preciso con 365 días. El año solar tenía una duración de 18 meses, de 20 días cada uno y otro más de solo cinco días. 

La Parte Social de los Mayas, en cuanto a sus eventos se destaca que el principal espectáculo era un juego de pelota, parecido al fútbol. Según algunos investigadores, los jugadores eran los prisioneros de guerra y se decapitaba a los que perdían. Pero en realidad era más que un simple juego. Era un ceremonial religioso que representaba el paso de los astros y el sol (representado por la pelota), que es fuente de vida. 

En el Arte y la arquitectura creaban construcciones de madera y piedra básicamente. Los sitios emblemáticos de esta cultura suelen ser templos sagrados y residencias con un carácter especial dentro de la comunidad. En la Escritura, se percibe el sistema más completo de todos los pueblos indígenas americanos. Escribían temáticas de medicina, matemática, botánica, astronomía, historia y más saberes. Entre los documentos mayas más conocidos, se resaltan: el códice de Dresde, escrito en el siglo XIII, con el tópico de la adivinación y la astronomía. El Códice de parís, con profecías, el códice de Madrid, con almanaques y horóscopos, junto al códice de Grolier, de calendario, componen la lista de estos textos más reconocidos de la cultura maya. 

El Interés que genera en las personas el conocer sobre el futuro y temáticas acercadas a lo desconocido y misterios relacionados con el fin del mundo, ha sido el afluente de múltiples planteamientos que estudian el modo en el cual los mayas veían el mundo y lo perfilaban en esferas el tiempo. Esto ha hecho que los mayas pasen al plano de “profetas”, que hablaron del hoy en el pasado. Esta temática en estudios sociales considero es vital, teniendo en cuenta la importancia del pasado de esta civilización y su orden sociopolítico, que se baso en el rito y el manejo de costumbres ligadas a esto. En esto me parece fundamental mencionar lo que expone Nikolai Grubeen su libro Arqueología Mexicana, donde afirma que lo más importante es que: no hay ninguna profecía sobre el fin del mundo en el año 2012 en los códices mayas. En ningún lugar de los tres códices mayas los epigrafistas han encontrado señales de profecías apocalípticas relacionadas con una fecha concreta. Cualquiera que revise los códices mayas en la búsqueda de evidencia para las profecías apocalípticas, como sugieren los seguidores del ámbito esotérico, se desilusionará. 

Los mayas profesaban que previamente de existir nuestro mundo habían existido otros, pero que estos habían sido destruidos por distintas catástrofes. El universo tenía tres partes: el cielo, la tierra y el inframundo. El cielo tenía 13 capas (la última de ellas en contacto con la tierra) y cada una gobernada por uno de los Oxalahuntikú. El dios Itzamná, a quien se representaba con forma de reptil o iguana, regía el Cielo en su conjunto. El inframundo estaba debajo de la tierra, y estaba dividido en 9 capas. Cada una de estas capas era gobernada por uno de los Bolontiku o Señores de la Noche. Había además otros dioses que actuaban sobre las cosas cotidianas: el maíz, la miel, los mercados, etc. 

De Esta Forma, el pueblo maya logro una identidad y una referencia tanto en el campo social, cultural, político y religioso demostrando el porqué de su poderío y permanencia durante aproximadamente 3000 años. 



CONCLUSION 

A Manera de Conclusión es vital señalar entonces que el imperio maya, no fue solo una construcción social y política, sino que además parte fundamental de su memoria colectiva, el fortalecimiento de su identidad, legado en Mesoamérica y para el mundo se inicia desde su modo de pensar, su idiosincrasia y su forma de arraigo a la tierra, propia de las culturas precolombinas. Su sabiduría para las matemáticas, ciencias astronómicas y artes constituye además el punto para añadir a la conformación completa del mundo maya.




Contador Iniciado Abril 13 del 2013, luego de superar mas de 50,000 visitas

Flag Counter